7 de diciembre de 2012

La Bestia de la Guerra (1988) (The Beast)

Hace unos meses vi una película de los ochenta titulada La Bestia de la Guerra. Es una película dirigida por Kevin Reynolds, el mismo director de películas no especialmente brillantes como son Waterworld o Rapa Nui (aunque sobre gustos "no hay nada escrito"). Esta película tiene bastante puntos buenos y destacables que le hacen sobresalir sobre la media del director. El argumento a priori es sencillo: un tanque soviético se pierde en el Afganistán invadido por los soviéticos durante la Guerra de Afganistán (una de tantas) de 1979 a 1989, a partir de este momento la tripulación del tanque (Comandante, artillero, cargador y conductor junto con un soldado de origen afgano) comparte el "micromundo del tanque" y se enfrentan al "exterior peligroso" que son los afganos que quieren vengar la cruenta represión del comandante del tanque en un poblado antes de perderse en el desierto. Esto crea un ambiente de claustrofobia en el interior del tanque. La película muestra escenas de cruda violencia (aunque con lo niveles actuales de violencia sería calificada para mayores de 12 años y se quedarían tan "panchos"), como son el aplastamiento de un afgano por el tanque. Además refleja muy bien la época militar de la guerra, con el tanque T-62 soviético y sus peculiaridades, o las trampas cazabobos. No obstante, tal vez el argumento sea lo de menos, lo que yo destacaría es la representación del miedo por parte de la tripulación frente a lo desconocido. Una de las escenas lo refleja muy bien: en medio de la noche cerrada en el desierto los sistemas de detección de objetos del tanque muestran la presencia de "algo" en el exterior que les rodea, el comandante ordena disparar con todo (ametralladora, lanzallamas, etc.) en círculo a la oscuridad, a la mañana siguiente el resultado ha sido una manada de animales muerta. Además, a lo largo del desarrollo de la película la personalidad violenta y cruenta del comandante se va manifestando, el contrapunto lo pone el conductor del tanque que anota en su libreta todas los abusos de su comandante con la ingenua intención de denunciarlo a sus superiores. En fin una película ochentera muy recomendable para una tarde de domingo lluviosa y para los amantes del cine bélico "antibélico". Aunque no deja de tener un cierto aire de propaganda de los EE.UU para apoyar a los afganos rebeldes frente a los soviéticos, pero eso son cosas de la época, el resultado es muy aceptable.



No hay comentarios:

Publicar un comentario