5 de julio de 2014

Otra de cine: Equilibrium (2002)


Bueno, hoy seguro que alguno de vosotros me va a matar (y con razón) al poner una entrada dedicada a esta película, pero tengo que reconocer que me ha gustado. Bueno es una peli un poco para frikis, en el sentido que su estética es una mezcla de Matrix, Fahrenheit 451, V de Vendetta y 1984, ahí es nada, todo bien agitadito y con estética serie B. A mí Matrix no me apasiona y su estética tampoco, pero las otras tres son autenticas pelis en estado puro, especialmente la segunda. Nos ponemos en situación del argumento: el mundo se ha recuperado de una Tercera Guerra Mundial por medio de un sistema de gobierno dictatorial y un estado controlador que ha inhibido todo sentimiento humano por medio de una droga llamada prozium (vamos casi como pasa ahora con la droga televisión), el arte, la música, las mascotas, todos esta prohibido y penado con la muerte. De esta forma tan drástica la sociedad se mantiene "estable" y en perfecto equilibrio. Para controlar a los individuos existe una "casta" (palabra muy de moda últimamente) de sacerdotes que aplica la ley (por tanto es "un estado de derecho" ya que hay leyes) a rajatabla. Uno de estos sacerdotes es John Preston, encarnado por uno de los mejores actores de la actualidad (Christian Bale, ver su papel en El Maquinista para confirmar lo que digo). El caso es que la película nos muestra lo despiadado de este sistema, y el grado de deshumanización que ha alcanzado la sociedad, y como el sacerdote se aplica en su trabajo. El caso es que él poco a poco empieza a sentir, al principio muy poco pero la sensación va incrementando hasta que decide dejar de tomar la droga. Y esta parte es la mejor de la peli, como despierta a los sentimientos humanos (cariño por un cachorro de perro, se emociona al escuchar música, se enamora, etc.). Y de ahí comienza una lucha contra el poder establecido, con los elementos estéticos de Matrix (literalmente copiados y lo peor con diferencia del film), la lucha contra el líder (V), la resistencia, etc. Las escenas de acción son como muy de serie b, y poco creíbles, pero si nos olvidamos de esa parte el resto merece la pena. Ya no os cuento más para no destriparos la peli. Si deciros que la crítica destrozó la película pero al público le gustó, y creo que por aquí no se llegó a estrenar, pero si la pillan alguno de esos críticos sesudos haría lo propio (ya se sabe que si no es un film de un país extraño y aburrida hasta las cachas no es buena.....para algunos críticos sesudos). Muy recomendable para un día de lluvia.