3 de junio de 2013

Se puede evitar el colapso de la civilización? Si, con un poco de esfuerzo

Menos humo y más pedal
La verdad es que en este Blog van entrando cada día temas diferentes, pero siempre en el fondo todos relacionados de un modo u otro. En el post anterior hablaba sobre el uso del patinete para evitar la contaminación de las ciudades por el uso de vehículos de combustión, y esto en cierto modo está relacionado con esta entrada. La pregunta del título de la entrada coincide con un reciente artículo publicado por dos científicos de la Universidad de Standford (Paul Ehrlich y Anne Ehrlich) en el que se plantean dicha pregunta. En el artículo se habla sobre el colapso de las civilizaciones humanas, tanto de las antiguas como de la actual, causado en muchas ocasiones por la sobreexplotación de los recursos naturales. Los autores se centran en el posible colapso de la civilización actual como consecuencia de varios factores, entre ellos la contaminación ambiental. Los autores apuntan que el cambio climático es una de las principales amenazas para el sostenimiento de nuestra civilización. La emisión de gases de efecto invernadero (como el CO2 o el CH4) pueden causar graves problemas para nuestro futuro (y ya para el presente). El uso de combustibles fósiles es una de las causas de este cambio climático, y la pregunta que me hago es ¿podemos evitar ese colapso causado por nuestra propia civilización? la respuesta puede ser un si condicional, es decir si nos ponemos lo podemos conseguir. Alguno puede pensar que a nivel global poco podemos hacer, no esta en nuestras manos que los grandes países reduzcan sus emisiones, pero creo que a escala local se puede lograr algo. Un simple ejemplo puede ayudar a entender esto:


Un recorrido habitual para una persona de forma diaria puede ser el siguiente: de casa al colegio de los niños (pongamos 2.5 km de distancia), y del colegio de los niños al trabajo (pongamos que es en la misma ciudad y una distancia de 4 km), todo esto por duplicado. Total diario una distancia de 13 km. Ahora analicemos nuestro impacto en el medio ambiente solamente centrándonos en la producción de CO2 directa (es decir por la quema de combustible, sin tener en cuenta lo producido durante la fabricación, manufacturas, transporte de combustible y su extracción, etc.)

Si realizamos el transporte en coche particular, pongamos un utilitario normalito con un motor de gasolina (unos 150 gramos CO2/km) (dicha situación cada vez es más rara, ya que las ciudades se han llenado de grandes coches potentes y pesados, cosas de la Administración que lo permite todo......incluido "tontoterrenos" con defensas delanteras), la producción de CO2 sería (quedándome corto ya que estos desplazamientos se hacen en gran parte con el motor en frío lo que hace que sea menos eficiente y la cantidad producida sea mayor) de unos 2000 gramos al día. En un año hemos producido la friolera de unos 600 kg de CO2 solo en transporte urbano. A esto habría que sumar las emisiones de agentes tóxicos y nocivos para la salud (partículas en suspensión, etc.) y el ruido producido por el motor, los cuales son causantes directos o agravan muchas enfermedades de las vías respiratorias y alergias infantiles, y el ruido contribuye a aumentar el nerviosismo. Además del riesgo potencial para peatones y bicicletas. Nosotros respirando podemos producir unos 900 gramos de CO2 al día, es decir que si usamos bicicleta para ese desplazamiento que he comentado ahorraríamos unos 600 kg de CO2 al año, ya que el gasto de respiración lo haríamos de todas formas. El lector puede pensar que él no se puede permitir el lujo de perder el tiempo usando un medio de transporte más lento que el coche, en este sentido el tema del tiempo y el transporte urbano lo voy a dejar para otra entrada futura en la que intentaré dar algún ejemplo que la bicicleta es muy, muy, muy eficiente en ciudad.

El siguiente gráfico muestra las emisiones de CO2 en toneladas métricas per capita de los españoles, que cada uno saque las conclusiones del peso que tiene el transporte en vehículo privado en esa cifra:




Sencillo y fácil, con un simple gesto hemos reducido las emisiones de efecto invernadero, imagina que esto lo hiciera el 20-25% de la población española, calcular la cifra que asusta..........En otros países la mitad de la población va en bicicleta a trabajar (como en Dinamarca) y no hay ningún problema, no pasa nada, no tiene más nivel social el que va a buscar a su hijo al colegio de pago en "tontoterreno" que el que lo hace en bicicleta. Es más, éste último tiene la legitimidad moral de contribuir a reducir los problemas ambientales, mientras que el primero ¿qué es lo que hace? Dejo el tema para la reflexión.

2 comentarios:

  1. Y es aquí cuando la gente debe dejar de usar el coche. Al menos intentarlo y es ahí donde yo veo el problema porque al final no hay manera de convencer a la mayoría para que realice el más mínimo esfuerzo.
    Una pena, porque viviríamos en un mundo mucho mejor.
    Gracias por el post.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Sin duda sería un mundo mejor o al menos un "ambiente más saludable" para todos, realmente no es tanto el esfuerzo pero creo que se compensa con los resultados.

    gracias por seguir el Blog

    ResponderEliminar