13 de septiembre de 2012

Gambario de Agua Dulce I: Montaje

Red Cherry
A mucha gente le gustaría tener en casa un acuario con peces, pero la falta de espacio o el miedo a no saber mantenerlo les hace desistir. Una solución puede ser optar por un gambario. ¿Qué es? pues básicamente un acuario en donde puedan vivir y reproducirse las pequeñas gambas de agua dulce, hay diferentes variedades con requerimientos de mantenimiento más o menos complejos. Las más fáciles de mantener son las llamadas Red Cherry (Neocaridina heteropoda). Para ello lo primero que debemos tener es un acuario de cristal de unos 15-20 litros de volumen, un pequeño filtro de acuario (es sificiente uno pequeño que puede ser de cascada o completamente interno), un sustrato mineral inerte (puede ser grava de sílice o un substrato específico para gambas), substrato para plantas acuáticas (se puede fabricar con arena, mantillo, o versiones comerciales), y una fuente artificial de luz (de fácil fabricación por uno mismo, aqui un link en el que me he basado para hacer el mío). Lo primero que debemos haver es lavar con agua del grifo el acuario sin usar jabón, después colocamos el substrato para las plantas (lavar previamente con un colador para quitar partículas finas), situamos el substrato en las zonas en donde plantaremos las plantas acuáticas. Después añadiremos el substrato (previamente lavado) para gambas, con cuidado (por medio de un trozo de plástico duro o similar) añadimos un poco de agua mineral (yo uso el agua mineral que venden en el Mercadona, pero cualquier otra podría servir siempre que tenga bastante Ca2+ en su composición). Ahora plantamos las plantas acuáticas enterrando la parte de las raices con cuidado, se puede poner alguna piedra un poco más gruesa en la base para evitar que se suelten en los primeros días. Una vez hecho esto se pone el filtro (sin conectar) lo más arriba posible, añadimos el agua con mucho cuidado (como lo hemos hecho al principio) y llenamos el acuario. Éste debe estar situado lo más lejos posible de ventanas y radiadores para evitar el crecimento de algas. Ahora conectamos el filtro y hay que esperar a lo que se denomina proceso de maduración, consiste en el crecimento de bacterias que se encargan de oxidar el amonio (producto de la descomposición y de los desechos de las gambas) a nitrato, éste último es menos tóxico para las gambas. Este proceso se puede acelerar añadiendo estas bacterias a partir de soluciones comerciales. Tras 1-2 semanas podremos añadir los animales, esto hay que hacerlo de forma gradual, para ello lo mejor es poner las gambas en un recipiento con su agua original e ir cambiando un 10% del agua original por el agua del acuario cada 10-20 minutos hasta llegar al 100%. Ahora durante las primeras horas las podemos dejar sin luz, después situaremos la lámpara en la parte superior y por medio de un programador de corriente controlaremos las horas de luz diarias. La alimentación es muy variada. se les puede poner hojas caidas de castaño o roble en el fondo del acuario, pienso para gambas, espirulina en pastillas, etc. etc. Os dejo las fotos del proceso de montaje, más adelante os pondré alguna entrada más con el mantenimento que llevan.

Montaje del sustrato

Lámpara de luz

Vista general

Detalle planta y termómetro

Vista general

Vista general




No hay comentarios:

Publicar un comentario